Cuarenta días y un metro coma cinco

Cuarenta días y no pasó ni la mitad. Cuarenta días de incertidumbre. Cuarenta días de videollamadas. Cuarenta días de probar cosas nuevas. Cuarenta días de desacelerar el ritmo cotidiano. Cuarenta días de extrañar, de melancolía y añoranza. Cuarenta días y ya me aburrí de escribir en letras los números. De pensar en el futuro. De …

Sigue leyendo Cuarenta días y un metro coma cinco