Tensión y fricción. 8-2-8

Un evento como nexo primero. Te recuerdo agachado mirando a otres recitar a unos pocos metros a mi izquierda mientras estaba en las escalinatas. Me dieron ganas de saludarte. Tu sonrisa al terminar y mis felicitaciones. Mis ganas de charlarte esa noche que súbitamente refrescó después de muchos días de fiebre.

Tus muchas preguntas iniciales.

La bici como segundo.

Las gatas como tercero. Tu gato.

Las dos preguntas que me hiciste y no te permití terminar.

Mi piña. Tu estallido. ¿O acaso fue al vesre?

Soltar. Fluir. Improvisar. Remar y remar.

El plan, las citas y las plancitas.

Tus respuestas monosilábicas o inexistentes. Mis explayes.

Mis ganas de besarte y tus besos sorpresa.

El hurto de nuestro vino blanco esa tarde noche eterna.

El libro de poliamor sobre mi mesa cuando llegaste a casa, sin saber que ibas a venir.

Los corazones rotos, el apego y el desapego.

La importancia y el poder de la rutina.

Tus: ¿qué hacés mañana?

Tu: «pasaron muchas cosas» con ojos de búho.

Tu fanatismo por mi culo y el mío por tu misticismo encriptado.

Las caricias y los abrazos. Los gemidos.

Mis cosas y tus dibujos.

Los amaneceres juntes.

Tus ojos negros grandes.

Grandes como los vistos que me clavaste.

Vos tocando mi guitarra. Vos tocándome cual instrumento de placer.

Mi impulsividad y tu indignación. Mi indignación y tu bajada de persiana.

La música como constante.

Tus imitaciones graciosas, el amedrentamiento en mi discurso y las fricciones transitorias.

Un canje divertido quedado en el olvido futuro. Técnica musical x yoga.

La combinación explosiva de dos recorosxs con ascendente en acuario. De una «angustia» con un «te amo». Nuestras fricciones anagrámicas.

¿Qué hubiera pasado si yo no remaba estas situaciones? Claramente nada de todo esto. No me arrepiento de haberlo hecho. De todo se pueden extraer aprendizajes. Que remar demanda mucha energía y esfuerzo. Que dejar que las cosas caigan por tu propio peso también está bien. Que cuanto antes, mejor. Que se puede desear algo y también desear tenerlo bien lejos, como medida de autopreservación y de preservación y cuidado del otrx.

Crónica de una muerte anunciada desde el día 0 y pasada a palabras por un audio socarrón que todo lo sabía.

2 comentarios en “Tensión y fricción. 8-2-8

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s